viernes, 15 de febrero de 2013

¿Por qué la televisión no puede tener su gran noche?


Este domingo podremos disfrutar en TVE de la gran noche del cine español,  la 27ª edición de los Premios Goya, donde los actores, directores y guionistas nominados pasearán por la alfombra roja en el evento más importante de nuestro cine.

Pues bien, justo hoy nuestro colaborador Borja Terán informaba de que este año los TP de Oro se quedarán sin gala de entrega de premios. Después de 40 años desde su creación, la revista semanal TP cancela la que podría ser la gran noche de la televisión española. Y aunque en España hay otras ceremonias que premian a la pequeña pantalla, no hay ninguna gala que pueda estar mínimamente a la altura de los eventos televisivos de otros países o, incluso, de los Goya.
Entiendo que en esta ocasión la decisión se deba a factores meramente económicos. Pero el hecho de relegar la televisión a un segundo plano viene de lejos. En la actualidad, podemos disfrutar de excelentes series en nuestra televisión. Evidentemente hay productos tan malos como Stamos Okupa2 o Familia, pero contamos con otras series que nada deben envidiar a las películas más taquilleras de nuestro cine.

¿Por qué la televisión no tiene su gran noche si reúne a un público cuatro veces superior que la mayoría de películas españolas? ¿Por qué los actores de televisión no pueden disfrutar de su gran noche si cuando se pasan por la gran pantalla suelen aportarle grandes éxitos? ¿Por qué Gran Hotel o Cuéntame cómo pasó no pueden tener su gran noche?

En España, la pequeña pantalla siempre será la caja tonta. 

No hay comentarios: