domingo, 1 de noviembre de 2009

Un programa muy recordado

La dosis de telenostalgia que os traigo nos va a trasladar al año 1993, año en el que se estrenó en Antena 3 este mítico programa. Se trata de “El gran juego de la oca”, programa que se emitió de 1993 a 1995 en Antena 3, y volvió en 1998 a Telecinco.

 

En su primera edición, y creo que fue la más seguida y recordada, estuvo presentado por Emilio Aragón, Lydia Bosch y Patricia Pérez. A ellos les siguieron Pepe Navarro, Ivonne Reyes y Eugenia Santana, y en la tercera y última edición (ya en Telecinco) el programa estuvo presentado por Andrés Caparrós, Elsa Anka y Paloma Marín y se hizo por primera vez en directo.

Fue un programa que marcó mucho, porque fue todo un derroche de espectáculo y emoción. Los concursantes jugaban en un gran tablero del juego de la oca. Por cada casilla que avanzaban ganaban diez mil pesetas y debían superar diferentes pruebas. Además de las típicas casillas de “de oca a oca y tiro porque me toca” o la casilla de la calavera, que hacía al concursante volver al inicio, el Gran Juego de la Oca escondía numerosos retos. Desde pintarse parte del cuerpo, hasta la lucha en barro, comerse algo asqueroso (en la casilla titulada “El restaurante chino”) o pasar por el túnel de las serpientes. Los concursantes debían mostrar valentía y habilidad si querían sumar grandes cantidades de dinero. Pero quizás una de las pruebas más recordadas era la del entrañable Flequi, un retorcido peluquero que no tenía ningún miramiento en acabar con la cabellera de los concursantes.



En su última edición el programa fue retirado por falta de audiencia. Y así se cerró uno de los programas de la reciente televisión más recordados y queridos. La verdad que supuso una revolución en el formato de los concursos televisivos, puesto que mezclo numerosos elementos (la emoción, el riesgo, la acción, el humor…), y todo ello en un mega decorado que jugaba con las alturas, el agua o el fuego. El público se situaba por todo el decorado, animando a los concursantes y contribuyendo a esa espectacularidad de la que hablamos.

Creo que fue, sin duda, uno de los mejores concursos que ha dado la televisión. Tenía todos los elementos propios del formato concurso, pero además se le sumaban muchos otros propios del medio televisivo, en los que el espectáculo era el máximo protagonista. Un concurso de los que hoy en día ya no se ven… Os dejo con un mítico vídeo del programa!


No hay comentarios: